Sobre mí

Lunes: Sevilla; martes: Tomares; miércoles: Jerez de la Frontera; Jueves: Almonte; y viernes (por fin): Huelva. Cada uno de vosotros tendrá su trabajo ideal en la cabeza y otros pocos lo tenemos en nómina. Sí, me gusta ser delegado comercial, vendedor o comercial a secas, como queráis llamarlo. El trato con el público, no ver siempre las mismas caras, los retos que te plantea la empresa y cada cliente, conducir, los paisajes que descubres y… los sitios donde comes.

Quizá alguno de vosotros viva mas de 8 horas al día en una ciudad o una zona diferente a la suya, como yo. Después de una mañana intensa de trabajo, llega la hora de comer y te apetece un lugar tranquilo donde comer a gusto. Hay muchos bares y restaurantes muy conocidos que siempre están llenos. No hay duda de que se come bien, pero no tranquilo.

Un bar de tapas elaboradas, otro de tapas clásicas, de menú sofisticado o de barrio, en cualquier sitio te puedes llevar una sorpresa agradable. Y de eso se trata, de comer bien, productos frescos, de calidad y bien cocinados, a lo que hay que acompañarlo con un lugar y un servicio agradable. Es lo mínimo que podemos exigir cuando comemos fuera de casa.

En este blog pretendo llevaros cada día a un local diferente, y en los que repita, no repetiré plato (a menos que sea pecado no repetirlo ;)), por lo que podremos saborear las diferentes creaciones del cocinero. Pretendo que cada post sea ligero en palabras y que el postre lo podáis poner vosotros cuando me hagáis llegar vuestros comentarios a través de las redes sociales. ¿Y porqué no?, vuestras opiniones sobre bares, restaurantes, bodeguitas, tasquitas o cuchitriles en los que hayáis disfrutado, y en los que no…

Agradecería que me siguierais en este blog, y también podéis hacerlo por

Facebook                     Instagram                      Twitter                       WordPress

Por último, me gustaría aclarar que mis comentarios serán solo eso, comentarios, una opinión personal relatada desde el más absoluto de los respetos a una difícil labor. Una opinión de una sola visita, a no ser que repita. Me gusta partir de la premisa que todos hemos tenido días malos. Si algún restaurador se siente ofendido con mi opinión o no la considera ajustada a su realidad diaria, solo tiene que hacerme llegar su comentario, que será bien recibido y se rectificará si es pertinente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s