Labana. Choquero y latino (carta 2017). Huelva

Tras martirizarnos con una obra que pretendía ensalzar la figura de uno de los grupos de rock más importantes de todos los tiempos, Queen, mis amigos y yo decidimos asegurarnos de acabar la noche con mejor sabor de boca. Así que volví a Labana, y vaya ganas que tenía. Hace unos meses pude disfrutar de su cocina con un menú degustación, que puedes volver a leer AQUÍ.

Desde que Labana abrió a mediados de este 2017, se han convertido en un referente en Huelva con su fusión de gastronomía choquera y latina. Su chef, Abel Masero, se empapa de la cultura gastronómica, productos y técnicas de los pueblos andinos y tropicales para plasmar ese conocimiento en unos platos espectaculares. Los toques asiáticos también tienen su lugar en estas recetas.

Hoy te traigo su carta Labana 2017. Una carta cargada de sentido, nuevas experiencias y nuevos sabores por descubrir. Puedes empezar por sus “Experiencias para compartir con tostas” donde un Trampantojo, un Steak tartar o un Carpaccio te servirán para entrar en materia. Luego, sus Ensaladas Iberoasiática o Labanera ponen el punto fresco, junto con sus sopas frías típicas andaluzas, pero con toques especiales. En “La Granja“, el huevo es el rey, y en “De oca a oca“, lo son los palmípedos. En “Un guiño a nuestra costa” los protagonistas son las ortiguillas, los langostinos y los chocos en tres platos que viajan hasta el lejano oriente. En el apartado del pescado, plantea una batalla “Bacalao vs Atún” en diferentes presentaciones, antes de pasar a los “Bocados carnívoros” donde se encuentra su premiado plato “Oye!!”. No puedes terminar una excelente comida sin un “Momento dulce” en cualquiera de las ocho opciones que te presentan.

Tienen dos cartas más: una para “Antes de empezar” con jamón, embutidos, quesos y mojama y otra con tapas denominada “Tu momento gourmet“.

Tras aquella primera vez, nos llega de nuevo Carmen, que ya nos atendió extraordinariamente bien, así que nosotros encantados con ella.

Para abrir boca, nos presenta tres aperitivos: uno de su steak tartar (que luego nos pedimos), otro con una anchoa de santoña con huevas de wasabi y puré de olivas, y unos triángulos de maíz con mahonesa con un toque que no pude identificar.

Queso zamorano

Había dos opciones para empezar con queso. Una de Aracena, que era de cabra, y esta de Zamora, que era de oveja. Las pasas y las almendras fritas nos regalaron unos bocados buenísimos.

Tortilla de patatas suflada con pulpo y espárragos

Como había visto recientemente recetas con patata suflada, al ver el nombre de este plato no me hacía a la idea de cómo sería una tortilla con patatas sufladas… Pero no, lo que estaba suflada era la tortilla entera! Venía hinchada, parecía como si fuera a explotar. Carmen se ofreció a abrírnosla. Con mucho arte, empezó a cortarla mientras brotaba una espuma de patata trufada. El olor era inconfundible. Puedes ver el video en las redes sociales pinchando AQUÍ, Pero advierto que se puede considerar “foodporn”… Luego, el pulpo, los espárragos, el pimiento rojo y amarillo (a no ser que fuera alguna hortaliza latina que desconozca) cortados en una brunoise diminuta redondeaban el plato. Y pensar que lo iba a sustituir por otro… Menos mal que Abel me hizo cambiar de opinión. Gracias y mil veces gracias!!!

Steak tartar

Lo de este steak tartar no tiene nombre. Primero por la presentación sobre piedras, conchas y hielo seco que burbujeaba una neblina blanca que contrastaba con el tono rojizo de la carne. Segundo por las huevas de wasabi y las de pez volador (…), yema de huevo, guacamole y otras salsas con toques latinos difícilmente reproducibles si es la primera vez que los escuchas. Pero lo que cuenta es el resultado y ahí encontramos el tercer motivo para pedirlo. Estaba delicioso. Una ternera tiernísima, sabrosa y donde tantos elementos no le hacen sombra. Sigue destacando por sí sola.

Cochinillo por petición pública

Confitado a baja temperatura con su piel crujiente, huevo de codorniz, chorizo y langostinos fritos en pequeños dados. Pude apreciar, también, lo que aparentaba ser un crujiente de morcilla. El huevo estaba macerado por lo que presentaba una clara casi líquida envolviendo la yema poco hecha, quedando una textura y sabor deliciosos. La presentación te conquista y el sabor te enamora, tanto, que hasta dejas pasar por alto que el cochinillo no estuviera todo lo jugoso que cabria esperar cocinándolo a baja temperatura. Pero sólo es por sacarle algún detalle. La piel crujiente estaba para pedir más y más, con ese justo toque de sal que llevaba.

Un Luis Felipe diferente

Esta es una de esas fotos en las que descubres detalles cuando las ves tranquilo en casa. Es por ese motivo por la que he decidido difuminar los laterales. Centrado tras su obra, aparece de espaldas el chef después de servirnos, él mismo, el postre. Consiste en un helado de aguardiente con un merengue, diría que italiano por la consistencia, gratinado con soplete. Luego, una tierra de oreo y un toque final de nuestro brandy Luis Felipe rociado en spray por el conjunto aportando sabor y olor. Bueno no estaba, no… estaba para pedir un bis!! Riquísimo!!!

No cambió el servicio durante la cena, a pesar de tener el salón lleno. Carmen siguió atendiéndonos con su sonrisa y su profesionalidad. Aunque estuvo bien apoyada por otra compañera que nos trató igual de bien.

La cuenta fue sorprendentemente ajustada. Fueron poco más de 60€ para tres personas. La tortilla son 6,5€ y el postre 5,25€. Los demás platos de la carta rondan los 13€ de media.

Quiero poder probar el Trampantojo de trufa, el Carpaccio de toro, el Ajoblanco sin fronteras, el Trucco di risotto d’oca, el Sarandonga, la Barriga… podría relacionarte la carta entera. Espero volver antes de que la cambie…

Si hay unas tierras con la que nos sentimos identificados y apreciamos mucho en Huelva, son las tierras de América latina, y en Labana cuidan esa relación fusionando con mucho arte estas dos formas de apreciar la gastronomía.

Sólo voy a hacerte una recomendación personal, si vas a uno de estos templos de la gastronomía, no desaproveches la experiencia hablando del monotema de la política actual. Te perderás sabores, texturas, olores y no disfrutarás de la experiencia. A pesar del monotema, Olga, Sergio y yo, salimos encantados y hasta he podido preparar este post.

Labana se encuentra en Gran Vía 14 de Huelva.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Yeli dice:

    Tortilla suflada de pulpo, hasta ahora no había escuchado algo similar…wow suena apetitosa😋

    Le gusta a 1 persona

    1. Ni yo hasta que la comí. Has visto el video? Te dejo aquí el enlace :

      Es espectacular

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s