Restaurante Casas. Casa de las Maravillas. Aracena, Huelva

Hace poco, decidí unir mis dos grandes aficiones en un día espectacular: running y gastronomía. Conocía de oídas el sendero que transcurre entre Aracena y Linares de la Sierra. Son 5 kilómetros de paisajes hermosos entre la sombra de castaños y encinas por un sendero pedregoso con huertos particulares a su vera. Al llegar a Linares, hermoso pueblo de calles empedradas, aproveché para disfrutar del frescor de su fuente de agua natural de la sierra y coger fuerzas para la vuelta. En total 10 kilómetros con casi 800 metros de desnivel acumulado. Todo un reto para recorrerlo en 1 hora. Os dejo fotos del camino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al terminar, una ducha rápida cortesía de mi buen amigo Manuel Valle y listos para comer. El lugar elegido fue Restaurante Casas, en Aracena. Enclavado en la cuesta por la que discurre un surco de agua por el centro de la calle, proveniente de la Gruta de las Maravillas. Un espectáculo que no debes perderte.

Siendo una calle tan turística, ya nos esperábamos la inflación de precios oportuna, donde no es fácil ver un plato que baje de 10€, estando la media en unos 18€. No es para tapear, es para elegir un plato por comensal y algo para compartir. Tienen setas fabulosas durante su temporada y fuera de ella, incluyendo la autóctona y muy valorada amanita ponderosa o gurumelo que la llamamos por aquí. Por su puesto, todas las partes más nobles del cerdo ibérico en diferentes presentaciones y jamón 5J. Entre las sugerencias destacan los Huevos fritos con jamón 5J Jabugo, Huevos con chorizo o la Fuente especial Casas con setas y jamón 5J.

Tomate rosado de Aracena

El tomate “rosao” de la Sierra de Aracena es un auténtico manjar. Es un fruto de verano, aunque con las calores que venimos pasando desde hace semanas, ya lo tenemos maduro y listo para comer. Es de sabor delicado, dulce y con poca acidez, de aroma sutil y muy apetitoso. Recuerdas a qué saben los tomates? Pues el cuidado y esmero cultivo que le procesan en estas tierras le conceden un sabor inigualable. Un poco de sal y un buen chorreón de AOVE tipo verdial hacen que explote de sabor en tu boca. Nos los acompañaron perfectamente de unas croquetas simples, de bechamel espaciada, de cobertura crujiente e interior meloso.

Conejo de caza

En un lugar como este doy por hecho que la carne de cerdo la preparan divinamente, por lo que me decanté por un plato diferente y más complejo de preparar correctamente. Aunque demasiado ligera, la salsa estaba exquisita. La carne quedó un poco seca en la mayoría de las porciones. Al cocinar juntas varias partes de diferentes tamaños, unas quedan secas y otras en su punto. Agradecí encontrarme dos perdigones que atestiguaban la autenticidad de la procedencia de caza. Es difícil encontrarlos todos en la preparación y, por tanto, muy fácil encontrarte alguno. Con la carne de caza corres ese riesgo. Abajo podéis verlo.

San Jacobo casero

Es una de las especialidades de la casa, y mi acompañante no puede pasar sin él. Es de cobertura fina y crujiente, el contenido con lomo ibérico, pimiento, jamón de la zona y un queso delicioso que queda cremoso tras la fritura. Cada bocado es muy jugoso, una delicia.

Crema serrana

Los postres son caseros, y al ofrecernos el camarero unas natillas con la cobertura flambeada, me sorprendí. Normalmente no son tan francos y te dicen crema catalana, que aunque parecidas, no es lo mismo. Y eso me convenció. Por aquí la llaman crema serrana. La cobertura estaba perfectamente caramelizada y crujiente, y la crema, de textura suave, deliciosa.

Flan de huevo

Estaría tan bueno que Manolo no me dejó probarlo. Con nata y caramelo líquido de acompañamiento, se lo terminó sin pestañear, a la voz de “esto está muy bueno”. Esta imagen y esas palabras deben ser suficientes para darlo por cierto.

El servicio es excelente. El camarero estaba siempre pendiente y con buenos consejos. Los platos no se hicieron esperar y llegaron en tiempos correctos.

Los platos son contundentes, aunque la media de 18€ solo se justifica por situarse en la entrada de la famosa Gruta de las Maravillas y por que sabes de la excelente calidad que te ofrecen. La cuenta ascendió al 57€ incluyendo dos copas de Ribera del Duero cada uno.

Las apuestas seguras tienen su precio, y aunque haya restaurantes con calidad similar en Aracena, no tienen la ubicación de éste.

Tengo que volver en temporada de setas para probar sus elaboraciones, aunque me consta que realizan un gran trabajo de conservación de las mismas para ofrecerlas la mayor parte del año.

Restaurante Casas está en calle Pozo de la nieve número 37 de Aracena, en la sierra de Huelva.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. marguimargui dice:

    El entorno del restaurante seguro que es precioso.
    Lo de los perdigones te habrá parecido bien, Jajahs… Yo que soy de ciudad… Si me encuentro uno no sé yo que le digo al tipo Jajaha.

    Le gusta a 1 persona

    1. Debe de estar limpio, pero no es fácil encontrarlos sin destrozar la carne. Y generalmente esta divino y con más sabor que uno de granja. Merece la pena encontrartelos 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. marguimargui dice:

        He dicho que no quiero encontrármelo, no que no lo haya comido…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s