Mesón El Lobito. Brasas de siempre. Moguer, Huelva

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos…” así empieza la obra más reconocida del Nobel moguereño Juan Ramón Jiménez. Ganó el Nobel en 1956 por el conjunto de su obra, y 10 años más tarde, la familia Domínguez fundó El Lobito. Tres generaciones de esta familia soportan en sus espaldas el trabajo de levantar cada día este mesón tradicional.

Aun recuerdo sus blancas paredes encaladas marcadas con el negro del tizón de las brasas, las telarañas en su techo de madera y mil aperos de labranza y demás cachivaches de la época con polvo de años. No era muy agradable si lo piensas, pero tenía un encanto especial. Hace años lo reformaron, y su vista es más amable, sin perder su encanto.

Su atractivo principal sigue siendo su inmensa barbacoa tradicional alimentada con buena madera y con unas brasas espectaculares. Siguen cocinando las carnes a su manera tradicional, lo que le otorga un aroma y sabor especiales.

Cuenta con tres espacios: un salón interior, un patio andaluz y un salón de celebraciones. El patio es ideal para que los peques se diviertan mientras los papis disfrutamos de la comida y la compañía. El salón de celebraciones es muy amplio y apto para todo tipo de eventos.

En la carta encontramos platos tradicionales: Mariscos, Chacinas ibéricas, Carnes estofadas, Carnes a la brasa y Pescados fritos, plancha o brasa.

Papas aliñás

Tradición sin más. Patatas cocidas, cebolla, pimiento y tomate, todo ello aliñado. Es una receta tan sencilla que si falla un detalle, falla el plato. La patata estaba tierna, bien de aceite, pero no de sal ni vinagre, por lo que se queda flojo y con poco sabor. Aunque mejor que quede escaso, que se puede arreglar, que en exceso, no?

Salpicón de marisco

De igual manera, la receta clásica de cebolla, tomate, gambas y palitos de cangrejo queda deslucida por un aliño flojo. A seguir tirando de vinagre y sal.

Chorizo ibérico

Aquí no hay receta, sólo la experiencia de cómo abrirlo para que suelte toda la grasa en la brasa y quede perfecto. Pero para gustos… Para el mío en concreto, quedó poco hecho. No me gusta negro, pero sí tostadito.

San Jacobo

Si vas al Lobito, tienes que pedírtelo. Es uno de los fijos. Exterior crujiente, en el interior queso bien fundido y carne de calidad más que aceptable. Muy rico.

Parrillada ibérica

Pluma, churrasco y solomillo ibérico sobre una cama de patatas frescas fritas y pimientos. Buena pinta eh? Se aprecia la buena calidad de la carne sólo con verla, pero el problema viene en la parrilla. Son tres tipos de carne de cortes, texturas y grosores diferentes, por lo que necesitan tiempos diferentes. Y por lo visto, meten la ración completa en una rejilla y que se haga todo junto. Resultado: unas piezas estaban jugosas y otras secas. Pero el aroma y sabor a brasa no lo pierden.

El servicio es muy atento. Siempre hay camareros corriendo por el salón atendiendo a unos y a otros. Si necesitas algo, hay buena comunicación entre ellos y te responden con rapidez. Y eso a pesar de estar hasta la bandera, con clientes esperando mesa, pero eso es lo habitual aquí. Si no queréis esperar, recomiendo reservar mesa.

Fuimos cinco familias con los niños, a los que les pusimos unos lomitos con patatas y su bebida. La cuenta nos salió a 30€ por familia. Genial!

Seguro que entre semana le dan un trato más personalizado a la carne y se puede disfrutar más del local, sin tanta gente ni tanto barullo. Tendré que volver entonces y contaros.

Mesón El Lobito está en calle Rábida número 31 de Moguer, Huelva.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. marguimargui dice:

    Me hubiera gustado probar la pluma.
    No soy comedora de carnes, pero el secreto y la pluma ibéricos me matan
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Te mandaré algo para que mueras a gusto 😘😘

      Me gusta

  2. Que buena descripción. Ahora entiendo plenamente tu comentario de asar a la brasa todas las carnes juntas. Resultado obvio, claro. Pero interesante, por lo que haces saber. Genial, Raul.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hay veces que las cosas más obvias las pasamos por alto, y son las que marcan la diferencia entre algo bueno y algo mejor. Gracias por pasarte por aquí crack!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s