Cervecería Sevruga

Estuve en Sevruga Restaurante hace tiempo y tengo pendiente volver y escribiros sobre él. Hablar de Sevruga es hablar de creatividad y calidad. Por eso, cuando un buen amigo y su mujer, me dijeron que tenía que ir a comer en su nueva cervecería, no me lo pensé. Y con las tapas elaboradas que me encontré y disfruté, ya lo tengo incluido en la sección “Aquí siempre repito“, ahí es nada… Y con eso lo digo todo.

Situado en una pequeña plaza en el centro de Coria del Río, rodeado de casas blancas, destaca por sus paredes de ladrillo visto cual albero de foso taurino, y por su cuadro de cerámica en la fachada con un caballista observando su Guadalquivir a su paso por Coria del Río. Aprovecha la plazuela como terraza donde disfrutar sus especialidades al aire libre.

Al entrar, nos da lan la bienvenida un mosaico de viñetas de comic con arte flamenco y taurino, muy original y atractivo, así como fotos de Coria en tiempos de recuerdo. La decoración se disfruta mientras esperas en tu mesa que no acompaña en absoluto el contexto. Pero todo tiene su explicación. Una cosa es el concepto y otra el negocio, y cuando sitúas una cervecería en el centro un pueblo, muchos de tus clientes son personas mayores que ni saben ni quieren entender los nuevos conceptos gastronómicos y decorativos. Así que si te los quieres ganar, hay que compensar la creatividad con algo de tradición, tanto en decoración como en platos. Aunque no quede el conjunto todo lo redondo que se desee.

Entrando en lo que más nos gusta, pocas veces ilustro la cesta de pan, sólo cuando llama la atención por algo. Y en Cervecería Sevruga te ofrecen un pan calentito, crujiente por fuera y muy tierno por dentro, como recién hecho.

Abriendo la carta, seleccionamos:

Lagrimitas de pollo con salsa brava

Con carne de muslo o contramuslo, imagino por su jugosidad, están hechas estas lagrimitas rebozadas con los kikos de nuestra infancia machacados, ofreciéndonos un crujiente extra y un sabor totalmente diferentes. Así como la salsa brava que está tremenda, con un picante superior a la media que te engancha y hechas de menos que el cuenco sea más grande.

Merluza en buñuelo de camarones

Cuando ves la mitad del tronco de una gran merluza en la vitrina y al pedir este plato van directos a cortar un gran medallón, eso es calidad. Y se nota en el resultado con unos camarones crujientes en el exterior en un rebozado nada empalagoso donde los dos protagonistas son los que tienen que ser. Al cortar, descubres esa merluza fresca que se hace lasca fácilmente y con un sabor genial todo el conjunto. Va muy bien acompañado por una ensalada de hojas verdes variadas, tomate cherry sabroso y bien aliñado con vinagre de Xerez y excelente AOVE. Es un plato fuera de carta que deben incluir  ya!!

Lasaña de jabalí

A pocos no se les hace la boca agua cuando ven aparecer la palabra jabalí en una carta. Yo me lo pido seguro por su intensidad de sabor y textura. En este plato sorprende esto último, aparenta la típica carne de ternera o mezcla con cerdo triturada de cualquier lasaña italiana, pero el sabor es inconfundible. Desde luego, con esa presentación y el jabalí son un guiño para la clientela mayor, aunque la disfrutemos todos.

Solomillo de cerdo relleno de foie y orejones con salsa PX

Al ver esta presentación y ese nombre dignos de una estrella michelín, no sé que más puedo deciros, salvo que estaba TREMENDO!! El orejón (fruta seca y deshidratada) de albaricoque del interior mezclado con el foie aporta un contraste genial dulce-salado que explota con la reducción de Pedro Ximenez.

¿Entendéis ahora porqué lo he incluido de primeras en “Aquí siempre repito“? Y con el precio de 26,50€ de estos 4 platos más dos botella de agua, comimos dos personas quedando saciados y satisfechos. Así que claro que repetiré por que quedaron platos en la carta dignos de disfrutar como el Foie mi-cuit (paté casero de pato), el Cóctel de aguacate con langostinos, Canelón de confit de pato y foie de bechamel del boletus o la Hamburguesa de bacalao y langostino con cebolla caramelizada y salsa tártara.

Ufff ya se me hace la boca agua y creo que completaré este post dentro de muy poco…

Y hablando del servicio, los platos no se hacen esperar, son amables y simpáticos, siempre interesados por saber si está siendo todo de nuestro agrado.

Podéis disfutar todo esto y más en Pza. Manuel Ruí­z Sosa (antigua Pza. Sagunto), 1 de Coria del río, Sevilla.

Horario: De martes a domingo, a partir de las 12:00. Cerrado los domingos por la noche y los lunes.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Cabo Leeuwin dice:

    La merluza en buñuelo de camarón me parece super original.

    Por estas latitudes no se conocen esos rebozados tan distintos.

    🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Raúl Cuevas dice:

      Eran dos dabores diferentes en un mismo bocado. Genial!! Y las lagrimitas rebozadas con kikos!! Crujientes!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s