Silk&Soya. Social Space. Alcobendas, Madrid.

Silk&Soya es un concepto de espacio social donde poder elegir diferentes ambientes según tu estado de ánimo. Tienes el elegante restaurante, el canalla e informal bistrot o la zona club para relajarte y disfrutar de la música mientras disfruta de una copa. Con una carta donde más de la mitad de los platos son de cocina Thai, y el resto son japonesa y española, la fusión está en el arte culinario y también en el ambiente. 

Jardines verticales, plantas tropicales, fuentes y decoración oriental te dan la bienvenida a un local muy amplio, con una iluminación que te guía a través de la selva thailandesa, y donde cualquier rincón está acondicionado para pasar una buena velada.

Entrando en materia, al ser un grupo numeroso,  de unas 35 personas, eligieron un menú personalizado donde sólo había platos españoles, para que todos pudieran comer. Una pena no poder disfrutar del resto de cocina, pero para eso tendré que volver con compañía que le guste probar cosas nuevas.

Mejillones en escabeche suave

Presentados en una lata de conserva, no tenían nada que ver con éstos. Escabeche preparado a tal efecto, suave pero con mucha personalidad. Los mejillones tenían buen sabor y habían absorbido gran parte del escabechado proporcionando un buen equilibrio donde cada cual sabía a lo suyo sin taparse.

Tortilla de patatas con trufa negra y aceite de trufa blanca

Aun no había llegado a la mesa y ya olía maravillosamente en la sala. Todos los comensales nos mirábamos intentando averiguar de dónde procedía ese maravilloso olor. Cuando presentaron la tortilla, nos volvimos a mirar incrédulos. ¡Es la tortilla! Exclamamos unos pocos. Ahuevadita, como a mí me gusta (para gustos…) y con aún más sabor a trufa del que podíamos oler gracias al aceite de trufa blanca. Realmente un espectáculo para los sentidos.

Carpaccio de presa ibérica marinada con guarnición de manzana, pistacho y manchego

Finísimamente cortado y con poco toque marinado, el sabor del ibérico no estaba bien potenciado, pero la guarnición hizo que un plato sin mucho sabor se transformara y terminaras queriendo cada dadito de manzana. En presentación aparenta mucho queso, pero con tantos cortes, queda perfecto de cantidad.

Milhoja de mozzarella y tomate

Este fue el plato que no estuvo a la altura: mozzarella ligeramente sosa y el tomate sin sabor. O quizás me he acostumbrado al tomate que compro en el puesto de Francis en el mercado de San Sebastián de Huelva… Eso sí, presentación muy llamativa bien acompañada de la vajilla.

Lomos de dorada con verduras salteadas

Aunque la presentación queda un poco pobre, el pescado fresco, la piel crujiente y las verduras sabrosas hicieron olvidar esa primera impresión. Esa piel tan crujiente me dejó marcado, aun siento morderla entre mis dientes.

Carrillada confitada con puré de manzana

Carne ligeramente crujiente por fuera y muy tierna por dentro gracias a un buen confitado, y con un sabor tremendo. Muy jugosa de por sí y más, por el aporte del puré de manzana y sus daditos. Las tiras de queso que acompañaban redondeaban un plato ya de por sí fabuloso.

Mousse de queso mascarpone con infusión de frutos rojos

Una melosidad que asombra, tanto, que solo quieres volver a meter la cuchara y sacarla para ver como cae esa mousse que luego explota en boca gracias a los frutos rojos. He probado muchas combinaciones para la tradicional tarta de queso con arándanos, pero ésta, sin duda, es la mejor. ¡Camarero, otra por favor!

Os dejo un enlace a la página de Facebook de Carta o Menú donde podéis ver en un video lo que os intento describir, y no sé si he conseguido. Pincha AQUÍ.

Los camareros siempre estaban atentos, aunque las presentaciones de los platos eran muy rápidas, nunca faltaba bebida y la comida no tardaba en aparecer cuando estábamos terminando el plato. 

Aunque no os puedo hablar de precio esta vez por ir a cargo de la empresa, puedo deciros que tienen menús degustación desde 35€ y menú del día por 18€ con 10 primero y otros tantos segundos a elegir. Considerando la atención, la calidad de la cocina y la experiencia que recrean y te hacen sentir, no es nada caro.

Ya tengo ganas de volver por los madriles para probar su cocina thai y japo. Más que ganas, ansias.

Silk&Soya esta en Avda. de la ermita esq. Avda Olímpica – Arroyo de la vega – La Moraleja – Alcobendas, Madrid

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Cabo Leeuwin dice:

    Creo
    Que
    Ahora
    Tengo
    Más
    Hambre.

    🙂

    Ummmm

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s