Don Juan de Alemanes. Gastronomía romántica. Sevilla

Seductor, valiente y osado hasta la temeridad, así describiría Tirso de Molina a su personaje, ficticio o no, Don Juan. Y qué mejor lugar para homenajear a este intrépido sevillano que en un lateral de la Catedral de Sevilla. Han sabido darle al lugar un ambiente propio, romántico y seductor. Y a la carta, le han dado un toque fusión tanto en ensaladas, sándwiches, burritos, arroces, pastas, wok, fritos, carnes y un especial niños. Muchos platos están categorizados según sean recomendaciones (R), saludables para el corazón (C), saludable para el alma (A) o los más demandados. Una idea original para guiarte en una difícil elección.

En una casona de ambiente neoclásico, con un tragaluz que ocupa el techo de uno de los salones, tienen una decoración mimada al máximo. Puedes sentarte en una de sus sillas, todas diferentes, incluso sofás, muy cómodos. También puedes elegir deisfrutar del ambiente de turistas que entran y salen de la catedral en su terraza, fresquita gracias a los vaporizadores de agua.

Al fondo, tienen una sala con vinoteca y mesa para un grupo grande, bien decorada en sintonía y espaciosa.

El toque fusión lo llevan hasta los extremos mezclando en sintonía plantas en tiestos colgados en la pared con preciosos bonsais bien podados y cuidados.

A la hora de pedir, puedes elegir entre el Menú ejecutivo del día por 12,50€, la carta habitual o la tabilla de Especialidades del chef.

Ensaladilla de pulpo

Tomate kumato, brotes variados y huevas de lumpo sirven para decorar esta delicia, además de unos cortes de pulpo excelentemente bien cocinados, muy tiernos y sabrosos. La ensaladilla llevaba la patata bien cocida y atún que le añadía sabor al conjunto. La mayonesa estaba suave y con un toque a pimentón que redondeaba el plato. Merece la pena el desembolso para disfrutarlo (13,40€).

Churros de camarones con mayonesa especiada

Un giro a la tradicional tortillita de camarones presentado en cartucho como en tu churrería habitual. Nada aceitosos, tienen una masa suave y deliciosa y bien acompañados por un tarrito de mostaza a la miel donde mojarlos cual chocolate.

Merluza con crujiente de pato y setillas

La merluza fresca se apreciaba nada más tocarla con el tenedor, cocinada en su punto y sabrosa. El crujiente de pato es complicado de ejecutar ya que al tener diferentes grosores, no se puede controlar el punto de cada uno y es normal que algunos terminen torrados. Me quedaría con los que no terminaron crujientes, que realmente son los que le aportan el sabor. Las setillas se pierden entre el crujiente, aunque se dejan notan en la sombra. La reducción de PX en su justa medida endulza un plato que, a pesar de los pocos torrados, está riquísimo.

Paella estilo Don Juan (arroz meloso de pescados y mariscos)

Quizás fuera por que habíamos quedado hartos con los tres platos anteriores, pero la paella no nos supo bien. El toque meloso no lo encontramos, al igual que la sal, y los langostinos quedaron algo duros. No soy partidario de exprimir el típico limón por que tapa el sabor de la paella, pero en este caso, lo exprimimos…

Postres

Habiendo acabado llenos, no pudimos probar ninguno de sus postres, que a simple vista, enamoran: Biscuit de yogurt e higos, Caramelo toffee con chocolate y avellana o Crujiente de queso crema, entre otras delicias que tienen expuestas para que te vayas con mejor sabor de boca.

El total de la cuenta ascendió a 37€ para dos personas a causa del alto precio de la ensaladilla de pulpo y las bebidas principalmente. El resto de la comanda eran tapas generosas por un importe correcto de 5€.

El servicio es rápido y muy atento. Rafael, nuestro camarero, fue simpático, muy agradable y siempre pendiente. El hecho que llevara una chapita con su nombre en el pecho, me parece un detalle a copiar por otros restauradores, ya que se personaliza más el trato. De poco sirve que se presente con su nombre, como en otros restaurantes, si al primer plato ya no te acuerdas, a no ser que su presencia impacte más que los propios platos…

Carpaccio de gambas blancas con ceviche de verduras, Canelón de pasta fresca rellena de cola de toro en sopa estilo “THAI”, Arroz con pulpo y queso de cabra o Cigarritos de salmonete con fideos en soja son algunos platos fusión que me llamaron poderosamente la atención y por los cuales prometo volver.

Don Juan de Alemanes se encuentra en calle alemanes número 7, Sevilla.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Brenda R. dice:

    Ya me dio hambre 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Raúl Cuevas dice:

      Muy recomendable como has podido leer😋 Gracias por seguirnos!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s