Cata de los sentidos. Lo extraordinario de lo desconocido. Hotel Barceló Renacimiento, Sevilla.

Lo desconocido puede llegar a ser extraodinario, pero antes debemos conocerlo y sumergirnos en él sin mirar atrás ni a otro lado. Así nos los enseñó el maestro Fran León, consultor enogastronómico y formador, entre otras tareas.


Siendo una ubicación conocida, en el hotel Barceló Renacimiento La Cartuja, no deja de sorprender el esmero y dedicación con el que desempeñan el trabajo, particularizando cada evento.

Tres copas sobre un mantel donde nos avanzaban los caldos, y sus casas, que iban a deleitar nuestro paladar, en los magníficos jardines del hotel, siempre observados por el Alamillo.

Fran nos va situando, con palabras seleccionadas minuciosamente, en diferentes puntos geográficos y momentos históricos de Sevilla para hacernos sentir allí. Los vinos que nos va a presentar son de tres bodegas con mucha Historia de la provincia hispalense.

cata1

Frasquito, de Bodegas González Palacios, Lebrija

La cata comienza con un caldo que ya se deja querer nada más conocerlo, sólo por su nombre: Frasquito. Con un precioso color oro viejo, el velo de flor al tumbar la copa y los olores a humedad, a flores, a manzanilla y frutas pasas. En boca entra suave, pero explota de repente el mar en el paladar con ese toque a sal recogido por las uvas gracias a la cercanía de Doñana. Esta presentado en una preciosa botella floreada, haciendo gala de su frescura. El maridaje viene con una combinación de frutos secos.

Petit Ocnos, de Bodegas Colonias de Galeón, Cazalla de la Sierra.

Usando la variedad Chardonay, difícil de cultivar en este clima, estas bodegas serranas se caracterizan por el tratamiento ecológico de sus cultivos, creando un concepto diferente, afrancesado, de color intenso y tonalidad dorada. Con lágrima grasa, las lías o levaduras ofrecen unos aromas herbáceos a champán, frutas, cítricos y césped. Es ideal para carnes blancas o plancha, arroces, quesos y embutidos. Nos ofrece Fran, a maridarlo con queso fresco y viejo, apreciando cómo cambian los tonos en boca según qué bocado.

Turdetano Roble, Bodegas Salado, Umbrete.

Umbrete es conocido por sus mostos, pero esta bodega con más de 200 años de antigüedad, han sabido aplicar I+D con un tempranillo para crearle un ecosistema propio, donde la vid es la que protege del castigo del sol a las uvas con sus propias hojas. Luego, 9 meses en barriles de roble francés y americano, culminan en un caldo con aromas y sabores a fruta negra, a tostados y ahumados de la madera. Un vino seco que marida perfectamente con lo embutidos de la Sierra Norte para aportarnos un extra sorprendente a vainilla.

Ginebra Puerto de Indias con Sprite.

Para culminar, Fran nos ofrece endulzarnos la boca con una ginebra sevillana: Puerto de Indias mezclado con Sprite, donde los aromas y sabores de la fresa de Huelva abundan en los sentidos, redondeándose en boca. Con su mezcla justa, recuerda a un champan afrutado.

Una vez concluida la cata, pudimos disfrutar de la cocina del hotel, con una cuidada selección de aperitivos que maridaran perfectamente con los caldos presentados.

Aperitivos fríos

Dados de queso en aceite al romero: Suavidad y aroma

Trio de gazpachos (tradicional, sandía, albahaca): primero excelente, segundo fresquísimo y el último te transporta a Italia.

Esfera de foie con confitura de mango y pan de frutas: foie tan suave que parecía una crema.

Tosta de anchoa del cantábrico con aceite de oliva y vinagreta de kumato: poco que decir ante la calidad del producto.

Esfera de torta del casar con frambuesa: qué bien le sientan los frutos rojos a este queso!!

Aperitivos calientes

Surtido de croquetas (jamón, choco, y boletus): pequeños bocados con intenso sabor.

img_3903

Brocheta de pulpo con parmentier de patata y pimentón: sorpresa creativa de la noche por lo poco habitual que es presentar en formato mini y en catering un parmentier, que además, estaba cremoso y sabroso.

img_3906

Tataki de atún rojo de Barbate con fideos chinos y soja: fusión en formato mini, con un punto excelente del atún.

img_3904

Hamburguesa de buey con cebolla morada y queso cheddar: presentado en pan artesanal, delicioso, la carne estaba en su punto, pero quizás sea un bocado demasiado grande en comparación con los demás.

img_3905

Cazuelita de presa ibérica con dado de patata y pimiento de padrón: donde unos pican y otros no… Escelente presentación, toque de la carne y recuerdo de un tradicional. Quién dijo que los platos combinados no tenían caché?

 

 

 

 

Postres

Con una vista cuidada, mejor que veáis el video donde el propio camarero nos presenta cada postre y se os haga la boca agua, como a nosotros.


Para los no iniciados en el mundo del vino, ya sabéis en qué consiste una cata. Para aquellos que sepáis o creáis saber, así se organiza una cata: paraje que te transporta donde el maestro Fran León te lleve, guiado por unos vinos con Historia y que están creándose un nuevo camino y un maridaje creado por unos chefs de otro mundo. Ahh y atendidos por un personal que jamás pierde la sonrisa, a pesar de lo cansinos que éramos todos los blogueros pidiéndoles que posaran, pero para fotografiar las creaciones que transportaban en sus bandejas…

http://www.hotelbarcelosevillaevents.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s