La Lobera. Creativa vs Tradicional. Sanlúcar de Barrameda

Cuando vas a Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz, estás deseando probar sus langostinos, tortillitas de camarones, su atún rojo… Pero si ya has ido más de una vez, buscas algo diferente. Buscas darle una vuelta a esa tradición y quieres encontrar algo más creativo. Los sanluqueños se pronuncian al unísono: La Lobera, muy cerca del templo de la cocina tradicional como es la avenida Bajo de Guía.


Al entrar, te sorprende un televisor, que en lugar de dar las noticias o música, tienen una presentación en bucle donde puedes ver todos sus platos.


Y por si no tuvieras bastante, además de la carta al estilo tradicional, te la ofrecen en una tablet donde poder ir pasando o detenerte en los platos que más te interesen.



Paté la Lobera

Con ese nombre, no podía estar en otro lugar que en las sugerencias. No es paté como tal, es un pastel, ya que lo conforma una masa donde se mezcla la zanahoria, un queso de sabor intenso, huevas de lumpo (sucedáneo del caviar), y ligado con mayonesa. El resultado es sabroso, pero demasiado espeso y pesado. Dos personas lo comerían bastante bien.



Pastel de ortiguilla

La ortiguilla es una anémona común de mar, que por Andalucía es llamada así u ortiga de mar. Es un bocado con mucho sabor a mar, normalmente presentado en tempura y fritas. La Lobera nos crea este pastel bien presentado en una cazuelita con el mismo sabor y textura finísima. Para ser pastel o paté, era demasiado fluido, y demasiado espeso para ser crema. Definido, no está, lo que sí está es buenísimo.



Sardinas con farsa de piñones

Unas sardinas ahumadas, riquísimas, pero con un fallo grave: estaban sin desespinar. Los que estamos acostumbrados a este pescado azul, no nos importa, pero para los que no… La farsa de piñones es un tipo de pasta que toma esa forma. Todo ello estaba aderezado con una pipirrana de pimientos verde y rojo y una mezcla de frutos secos entre los que se encontraba pipa de girasol y buen AOVE. Un platito muy fácil de hacer en casa, que me apunto…


Para terminar y en vista a los kilómetros que me quedaban, pedí un café, pero no tienen cafetera. Lo que convierte a un camarero del montón en uno muy bueno, es su capacidad de respuesta y aportación de soluciones para agradar al cliente: me obsequió con un chupito de licor de café.


La cuenta ascendió a 14,50€ y quedé bien satisfecho, tanto por las cantidades y calidad como por el trato siempre atento, amable y rápido de los dos camareros.

Así que tocará volver para probar el atún en todas las opciones que disponen: tartar, tataki, plancha, sashimi… Además del risotto negro, los champiñones La Lobera o los mejillones confitados en algas gallegas.

Puedes encontrarlos en:

Av. Cerro Falón, 32. Sanlúcar de Barrameda, Cádiz

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Valeria dice:

    Qué buena pinta todo, aunque lo de no tener cafetera me mató!!! 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Raúl Cuevas dice:

      Jajaja pero te ponen el chupito, que con estas calores se agradece más 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s